Prácticas para prevenir la violencia de género en empresas

Las empresas deberían aportar para prevenir la violencia de género, una problemática que tiene impacto en la salud física y mental, así como en la estabilidad económica y social de las personas afectadas.


Promover la igualdad de género y prevenir la violencia de género en el trabajo habitualmente requiere la creación de programas y políticas específicas para dar visibilidad a las desigualdades existentes, lograr un entendimiento de las problemáticas que se generan y proponer soluciones aplicables.


Te recomendamos leer 4 recomendaciones para promover la equidad de género en empresas.


5 Prácticas para prevenir la violencia de género en empresas

En Nuestro Flow hemos trabajado con diversas comunidades con el fin de prevenir la violencia de género y cambiar hábitos, por eso hoy reunimos 5 prácticas que pueden implementar las empresas para lograrlo:


1. Identificar los riesgos potenciales

Es posible crear diagnósticos para entender cuáles son las violencias de género que se están presentando en las diferentes áreas de la empresa, cuáles son sus causas y si hay tendencias, identificar si las políticas actuales son conocidas por quienes trabaja en la organización y saber si los protocolos de acción son claros con el fin de hacer los cambios necesarios o crear nuevos planes de acción.


2. Involucramiento y compromiso de todos los niveles

Cuando las personas directivas y altos cargos están comprometidos con la diversidad, la equidad y la igualdad en la empresa es posible contar con los recursos necesarios para apoyar las acciones de prevención de violencia de género, crear confianza en todos los equipos de trabajo y lograr que todas las personas puedan involucrarse, conocer las problemáticas y empezar a cambiar comportamientos para lograr un ambiente laboral libre de violencias.


3. Crear campañas de comunicación

Es importante contar con campañas de comunicación interna que, no solo estén dirigidas a quienes trabajan en la organización, sino que involucren a las familias y comunidades cercanas a la empresa.


Es ideal que las campañas de comunicación ejemplifiquen prácticas discriminatorias o violencia de género que parecen no ser evidentes porque están naturalizadas en la cultura, que muestren cómo enfrentar estas situaciones o que evidencien buenas prácticas en el ambiente laboral o fuera de él para combatirlas.


4. Contar con canales de comunicación

Si ya se cuenta con medidas para prevenir la violencia de género en el trabajo, se debe contar con mecanismos de participación y medición con el fin de saber si dichas medidas, políticas y protocolos funcionan y benefician a quienes trabajan en la organización, si son conocidas o si existen formas de mejorarlas.


Al recibir retroalimentación de todas las personas, será posible mejorar hasta llegar a un ambiente laboral libre de violencia de género.


5. Promover la proactividad y menos la reactividad

Contar con un ambiente laboral con cero tolerancia frente a la violencia de género y trabajar desde la prevención, en lugar de esperar a la atención, es la mejor práctica que pueden implementar las empresas.


Conocer las causas y las condiciones que llevan a la violencia de género, así como los comportamientos normalizados debe ser una prioridad para prevenir los diversos tipos de violencia de género que pueden presentarse dentro y fuera de la empresa.


Sabemos que la violencia de género no es un tema fácil de enfrentar en el ambiente laboral, sin embargo las empresas pueden aportar en el cambio, logrando un mejor ambiente laboral y un entorno de trabajo seguro para todas las personas, que ayude a la productividad y competitividad de la empresa.


En Nuestro Flow podemos hacer que tu empresa trabaje desde la prevención de la violencia de género por medio de consultorías o proyectos especializados, así que si buscas cómo reducir y prevenir la violencia de género, puedes contar con el equipo de Nuestro Flow.


Artículos recientes
Artículos