Partería, una aliada para las madres.

La partería es una tradición milenaria considerada patrimonio cultural e inmaterial de Colombia desde el año 2016 y utilizada en muchos territorios, especialmente indígenas y afro. Allí, las mujeres y sus familias acuden a las parteras para que las acompañen con sus saberes y experiencia durante el embarazo, el parto y el proceso posterior al nacimiento de sus hijos. En las últimas décadas, debido al conflicto armado que ha azotado a diversas regiones del país, muchas de las parteras han tenido que migrar a las grandes urbes, lugares en donde continúan prestando sus servicios a miles de mujeres y madres que acuden a su encuentro. Además de atender partos, las parteras cuentan con conocimientos ginecológicos y utilizan plantas y medicinas tradicionales para ayudar a las mujeres durante la maternidad. Con el ánimo de contribuir a la promoción y salvaguarda de esta tradición y saberes y de reforzar el reconocimiento de las parteras como agentes de salud y promotoras de prácticas de parto humanizado, el equipo de Nuestro Flow se encontró con María Sofía Rivas Asprilla, Sofía es partera y sabedora afrocolombiana del kilombo Aroní, conversamos con ella sobre su experiencia y visión de la partería.

Nuestro Flow (N.F): ¿En qué consiste la partería y cómo ayuda a las mujeres durante el proceso de maternidad? Sofía Rivas (S.R): La partería es algo muy bonito, es algo con lo que podemos ayudar a las mujeres y madres antes, durante y después del embarazo. Ellas vienen donde la partera y uno las soba, les hace unas bebidas para fortalecer el útero antes del embarazo. Ya después que quedan en embarazo se les hace un seguimiento, sobándolas, atendiéndolas y consintiéndolas. Es algo muy bonito que le hacemos a las mujeres y a las madres, ellas se sienten bien y su bebé también. Algunas veces cuando se tiene alguna dificultad en el embarazo, donde el bebé venga atravesado, mal encajado, sentado, también se soba y se le prepara para el parto, acá se le habla, se le soba y se le compone, porque en la medicina occidental no les dicen, no les soban ni nada. Pero las parteras si nos apersonamos de su atención, es un alivio para la mamá y para el bebé. N.F: ¿Por qué las mujeres acuden a la medicina ancestral para que las partes las acompañen durante sus embarazos? S.R: Acá las mujeres tienen un trato diferencial, acá se hace todo desde el amor, desde el respeto y desde el cuidado que debe ser entre madre e hijo y partera, porqué es un vínculo que no se te termina a tener el bebé, uno sigue allí aconsejando, ayudando hasta la crianza del bebé. Nosotras después que la mujer tiene su hijo, estamos pendientes de hacerles unas tomas, unos bebedizos con plantas medicinales, para que en ella quede su vientre listo por si quiere volver a tener bebé pues no tenga dificultad, así mismo cuando una mujer tiene el hueso muy bajito se lo acomodamos y le evitamos una cesaría. Es una medicina muy distinta y esto debería estar plasmado en las clínicas gineco-obstetras para que los ginecólogos aprendan de nosotras y nosotras aprender de ellos, para que la medicina se comparta. N.F: ¿Cuál es la conexión que sientes con las madres que son tratadas por ti? S.R: Para mí es muy importante, es muy hermoso ver como uno ayuda a traer una vida a este mundo, es una emoción muy bonita. Cada vez que yo atiendo a una mujer, siento una conexión con el bebé que está allí, cada vez que los toco, ellos se mueven, como que me quieren hablar y decirme gracias, todo eso es muy bonito. Las madres deben tener conexión con sus hijos y con la tierra, por eso nosotras las tratamos con plantas que vienen de la tierra. N.F: ¿De quién recibiste tus saberes ancestrales y porque decidiste continuar con esa tradición? S.R: Yo recibí mis saberes de mi abuela materna y paterna, también de mi mamá, aunque ella no fue partera, pero ayudo a traer muchos niños a la tierra, pero mis abuelas si, ellas si eran parteras. Yo nací por mi abuela paterna se llamaba Feliza y ella me ayudo a nacer, y desde ahí tuve un vínculo con la partería y me gusto todo esto, aprendí de la partería y todo sobre la medicina tradicional y ancestral, es una enseñanza matriarcal. Esto se le delega siempre a una persona de la familia que este afín con las plantas y con la partería, además debe ser una persona de respeto que no tenga intención de estar peleando, las parteras somos personas que solucionamos conflictos, es algo que nos da Dios y nuestros ancestros. N.F: ¿Cuál crees que es la contribución que han dado las parteras a las mujeres y madres en la sociedad Bogotana? S.R: La partería le ha aportado muchísimo a la sociedad Bogotana y seguiremos aportando mientras recibamos vida, yo por lo menos seguiré hasta los últimos días de mi vida atendiendo y asistiendo. Nosotros hemos dado mucho, hemos dado nuestra cultura, somos madres, somos hijas, somos amigas, ayudamos a nuestra familia y a otros. Hemos aportado para la paz, muchas quisiéramos que la guerra se acabará para poder servir en nuestros territorios y ayudar a los que nos necesitan y poder hacerlo libremente.

Artículos recientes
Artículos
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

NUESTRO FLOW 

EMAIL: info@nuestro-flow.com

DIRECCIÓN: Carrera 19 # 36 - 34, Barrio la Soledad

TELÉFONO(S): (+57) 321-3488-312

BOGOTÁ, COLOMBIA

© - Derechos Reservados grupo NUESTRO FLOW