La danza, una tradición milenaria que se transforma para ser instrumento de la resistencia de las co


El día internacional de la danza se conmemora cada 29 de abril, día en que se reúnen representantes de las diferentes expresiones de esta disciplina para rendir un homenaje a este medio de expresión y dar a conocer su rico universo y la diversidad que la compone.

Dentro de la población afrodescendiente, la danza juega un papel muy importante pues hace parte de su identidad, lucha y resistencia. En muchos territorios del pacífico colombiano, al igual que en otras latitudes, la danza se practica para recordar los rituales, las tradiciones, la ancestralidad de los pueblos afrocolombianos y para construir un futuro en donde todos tengan cabida. Bailes como el Mapalé, la Cumbia, el Chocuano, la Caderona, el Currulao y el Abozao constituyen algunos bailes tradicionales que aún se mantienen en los territorios.

La danza afro ha ido transformándose a través de las generaciones, dando como resultado el nacimiento de movimientos y propuestas en donde estos bailes tradicionales, son mezclados con otros ritmos y movimientos. Ritmos de Afrobeat, Danza urbana e incluso la Salsa chocke, se convierten de igual forma en una manera de construir territorio, sentido y resistencia para las nuevas generaciones que están incursionando en la danza, pero que evidentemente no dejan de lado su herencia y tradiciones. El Equipo de Nuestro Flow Tuvo la oportunidad de charlar con Haren Osorio, una joven bailarina que a través de la danza, ha aprendido a conocerse y a liberarse. Haren, ha participado en muchos espacios de arte, donde ella a través de sus movimientos afirma que sus tradiciones y ancestralidad viven con ella.

Nuestro Flow (N.F) ¿Qué es la Danza para ti? Haren Ososrio (H.O): La danza para mí, es como un lenguaje, que me he permitido a través de ella, con la herramienta principal que es mi cuerpo, transmitir, comunicar, explorar, expresiones e identidad. N.F : ¿Qué fue lo que te inspiro a entrar al mundo de la Danza y sus distintas expresiones? H.O: Durante mi niñez encontré en la danza una oportunidad para conocerme, para saber quién soy, mi historia y mi identidad. La danza es para mí, un símbolo de resistencia y liberación. N.F: ¿Cuáles crees que son los estereotipos que se tienen de las personas afro que danzan? H.O: Uno de los estereotipos más comunes es que la danza se lleva en la sangre y aunque es verdad, no sólo somos buenos “bailando“. Este tipo de imaginario ha generado en las personas blanco mestizas verme como rival, como competencia de forma negativa, nunca constructiva. Los "negros tienen sabor", ‘’pa´ lo único que son buenos es bailando“, “si así se mueve bailando, como será en la cama" La forma de nuestros cuerpos afro nos determinan y nos limitan en ciertas disciplinas cuando un blanco-mestizo dice “yo también soy negra, y lo llevo en la sangre" o “ yo quisiera ser negra“. N.F: ¿Cómo crees que se puede llegar a transformar los imaginarios que se tienen las comunidades afro a través de la Danza? H.O: Hay muchos aportes que han transformado a la sociedad, y han sido invisibilizados, como aportes de nuestra comunidad afro: en la literatura, la gastronomía, la ciencia, la biología, la matemática, la filosofía, la religión, el cine. Esto sólo por mencionar algunas.

Y la danza, considero que es la vida misma de nuestros ancestros, y que ante la resistencia ha permitido mantenernos culturalmente. Es una de las cosas más representativas de mi comunidad afro, es por ello que la danza como identidad, lucha, resistencia, conservación y liberación va más allá de la mirada simple del cuerpo: busca la conexión espiritual.

N.F: ¿Cuál ha sido el reto más grande al que te has enfrentado para promover la inclusión de las mujeres afro en la Danza? Entre mis experiencias el reto más grande ha sido enfrentarme a los estereotipos, en las técnicas de algunas danzas. El estereotipo de género, así como la tendencia a etiquetar a los bailarines en función de sus habilidades (la bailarina elástica, la que más fuerza pone en los movimientos, el que gira bien, el que tiene más “flow”…, etc.). En mi carrera he visto a bailarines afros no desenvolverse totalmente y con gran potencial, por miedo, y otros que los enfrentan cueste lo que cueste. N.F: ¿Crees que la Danza puede ser una herramienta de resistencia para las comunidades afro? H.O: Sí, la danza siempre ha sido una herramienta de resistencia y de liberar, de hablar a través del cuerpo historias de lucha, de vivencia, de un contexto social. Es una huella de historias de vidas cruzadas. Y es que gracias a esta hermosa disciplina muchos jóvenes afros han sido marcado de por vida porque, ha cambiado su vida positivamente: desde la danza, salen de la droga, de los conflictos familiares, depresiones, tristeza, entre otros.


0 vistas

NUESTRO FLOW 

EMAIL: info@nuestro-flow.com

DIRECCIÓN: Carrera 19 # 36 - 34, Barrio la Soledad

TELÉFONO(S): (+57) 321-3488-312

BOGOTÁ, COLOMBIA

© - Derechos Reservados grupo NUESTRO FLOW