¡Es el momento!


Todos en algún momento nos hemos sentido diferentes. Porque somos más bajitos que la mayoría de las personas o porque somos más altos; porque tenemos las orejas grandes o las manos pequeñas; porque usamos gafas o porque tenemos un pelo incontrolable; porque nos ponemos rojos cuando hablamos en público o porque tartamudeamos. En definitiva, son las diferencias las que nos definen, así la sociedad haga un gran esfuerzo por homogenizarnos y por medirnos con el mismo rasero. No somos iguales y no podemos seguir promoviendo estas prácticas que tanto perjudican a la humanidad, porque justamente, esa es la magia que tenemos como seres humanos: nuestra gran diversidad física, cultural y de pensamiento.

.

¿Qué pasaría entonces, si desde pequeños fuéramos conscientes de nuestras diferencias, las aceptáramos, las abrazáramos y las reconociéramos?, ¿Qué pasaría si desde pequeños nos enseñaran a valorarlas y por ende, las de los demás?

Seguramente, si eso pasara, podríamos vivir en una sociedad más justa, que pueda apreciar la diversidad y en donde pensar diferente no sea castigado ni perseguido. En donde cada persona sea libre de expresarse de manera respetuosa y sin miedos sobre lo que siente, piensa y hace. En donde no importe el color de la piel, ni del cabello, ni de los ojos para ser catalogado como “bueno” o “malo”. En donde no existan estereotipos para encajar y por ende, sacrificios sobre nuestra salud física o emocional.

A lo mejor, podríamos vivir en una sociedad en donde el bullying y sus graves consecuencias, no existan, porque dejarían de existir etiquetas y nos permitiriamos mirar desde el corazón.

Estas son algunas de las razones que nos llevan a la gran convicción que niñas y niños empoderados de sus diferencias, son niñas y niños abiertos a valorar la diversidad. Y que un personaje como Candelaria, una niña afro que subvierte todos los estereotipos impuestos sobre la feminidad y la niñez; debería ser la embajadora de este mensaje, generando entre niñas, niños, jóvenes y adultos un empoderamiento personal a partir de lo que nos hace únicos e irrepetibles; capaz de trascender y materializar el empoderamiento colectivo sobre el tema de la diversidad.

Justamente, Candelaria surge con este afán. A partir del deseo de repensar la diferencia -que es enriquecedora y necesaria-y con el propósito de hacer pedagogía a través de ella. Candelaria hace parte de un proyecto que aspira a superar el activismo que se queda en las redes sociales y pretende generar espacios de diálogo y reconciliación. Candelaria espera llegar a los hogares de miles de personas y a los brazos de muchos niños, para cambiar su mirada sobre lo que a fuerza de costumbre, nos han convencido de que son “debilidades”.

Nuestras diferencias son las que nos hacen únicos, maravillosos; son las facultades y características capaces de empoderarnos. Y tú, ¿aceptas su invitación?


38 vistas

NUESTRO FLOW 

EMAIL: info@nuestro-flow.com

DIRECCIÓN: Carrera 19 # 36 - 34, Barrio la Soledad

TELÉFONO(S): (+57) 321-3488-312

BOGOTÁ, COLOMBIA

© - Derechos Reservados grupo NUESTRO FLOW